LA IMPORTANCIA DEL "DESCANSO ACTIVO" - David Lopez Castan
7554
post-template-default,single,single-post,postid-7554,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Blog

LA IMPORTANCIA DEL “DESCANSO ACTIVO”

  |   Sin categoría
Muchos de vosotros estaréis en este momento de
Descanso, en el cual no sabéis exactamente cuánto tiempo darle al cuerpo de
relax, y de qué manera descansar y sobre todo que tipo de descanso realizar…
Como corredor se que es muy difícil parar de entrenar
cuando uno se encuentra bien físicamente, pero es más que necesario hacer un
receso en nuestro plan de entrenamiento y darle tregua al cuerpo después de un
año y un temporada cargada de competiciones y entrenos exigentes. Volúmenes excesivos, intensidades altas,
son las culpables de mejorar nuestro rendimiento, pero también si no se tiene
una buena programación de los descansos y asimilaciones de este tipo de
entrenos caeremos en el hoyo y luego costar mucho mas conseguir la forma
deseada. Planifícate este descanso y mira cómo hacerlo en manos de algún
profesional
Todos los otoños o entrado el invierno, (dependiendo
del calendario de competiciones) programo para mí y mis corredores un buen
descanso activo que fluctuará dependiendo de la carga que hayamos metido y
sobre todo de lo que necesite cada persona y cada cuerpo, también s importante además
de establecer un periodo de 2-3 semanas, escuchar al cuerpo de cada persona y
ver si necesita más o menos…

 El descanso activo forma parte vital de un
entrenamiento,
permite a tu cuerpo recuperarse al
mismo tiempo que ejercita músculos diferentes. Los hay de dos tipos: Descanso
activo y descanso pasivo
Descansar pero al mismo tiempo estar activo puede
resultar incoherente para muchas personas, pero no lo es, de hecho un descanso activo es una forma
de mantener tus músculos en circulación y con algo de tono sin entrenarse, pero
haciendo un ejercicio diferente al que habitúas
, en este caso correr, se trataría de correr lo mínimo
o nada. O como mucho y lo que vengo haciendo los últimos años que me está
funcionando muy bien , es trotar ligeramente uno o dos días por semana no más
de 40’ con la intención de ayudar a tus músculos a recuperarse gracias a la
activación de todo el sistema circulatorio.
Descanso
activo y pasivo
Ambos forman parte de un buen entrenamiento. Los periodos de descanso ayudan
al cuerpo a recuperarse y a evitar lesiones y sobre entrenamiento.
 Aquí la diferencia entre ambos:
Descanso pasivo.
Es aquel en el que cesa completamente el entrenamiento. Generalmente, el descanso pasivo ocurre al final de
una temporada. Por ejemplo, si al inicio del año planeas tus objetivos y tus
entrenamientos, pero al final del año, bajas tus competiciones, es momento de
darte un descanso pasivo. En este caso no soy muy partidario de hacerlo muy
prolongado, (cada año lo hago menos y me decanto mas por el activo, pero bien
es cierto que una semana nunca ésta de mas) sobre todo si tu cuerpo está muy
entrenado, este tipo de descanso no es tan necesario, pero podríamos decir que
es un descanso que sirve para desconectar también mentalmente y suceder al Descanso
Activo. Para que luego la pretemporada no es tan dura.

Descanso activo. 
Un descanso activo es aquel periodo en el descansas de
tu ejercicio habitual pero
sigues entrenando de manera muy suave y liviana con otro tipo de deporte, es
decir en actividad con una intensidad, frecuencia y esfuerzo mucho menor
. Por ejemplo, montar en bici suave o caminar. También
es posible que en los descansos activos te integres a actividades como la
natación, aquarunning, Pilates, esquí, estiramientos o Yoga. Pero intenta
evitar los ejercicios o actividades con mayor riesgo lesivo, como el fútbol, pádel,
etc… Ya que esa explosividad  de
movimientos puede que desemboque en alguna rotura muscular o tirón, al no estar
tan habituados (lo digo por experiencia…jeje)
El descanso activo es hacer alguna actividad que pueda
complementar el entrenamiento de la semana eliminando el impacto constante en
diferentes partes del cuerpo como las rodillas o espalda baja, y sobre todo
combinado con algún día más de descanso TOTAL.
¿Cuándo hacer descanso activo?
Cuando te encuentras entrenando para una carrera, es
importante tener uno
o dos descansos activos a la semana.
 Esto
se traduce en entrenamientos ligeros o haciendo otro tipo de ejercicios que te
permita descansar las partes del cuerpo que normalmente utilizas, pero que a la
vez, mantenga tu
condición física.
 Esto te permite tener
un entrenamiento más eficiente en el mismo o menor tiempo.

Entrenar duro, duro,
duro y más duro todo el tiempo no es la clave del éxito, al contrario te
llevará al sobre entrenamiento y provocará lesiones.
 No
evites el descanso, planéalo con una buena programación y estructuración
semanal y mensual  esto te dará un gran resultado
y recuerda que dejar de darle movimiento al cuerpo te retrasara en tu entrenamiento
del día y si
estás recuperándote de una competición descansar totalmente le impide a tu
cuerpo sacar las toxinas generadas, sobre todo si corriste carreras muy
exigentes como son las carreras de montaña donde hay mucha destrucción muscular
por el impacto de las bajadas
.
Por lo general a mis chicos que entreno les suelo decir que al día siguiente salgan
a caminar al monte o al parque, o a montar en bici suave pero puede ser
cualquier actividad que consista en moverse suave y funcionará, pero recuerda
escuchar a tu cuerpo cuando diga que pares, ¡hazlo! Y recuerda que aunque
estés en día de relax tu alimentación debe seguir igual, es decir acorde a tu
entrenamiento.
El descanso activo funciona tanto en las partes
finales de los mesociclos como en las ciclos cortos semanales, generalmente yo
tengo un descanso activo una vez por semana, troto ligeramente de 20 a 30
minutos y en ocasiones hago un poco de bici o elíptica suave. Mis descansos son
los lunes y me sirven para recuperarme mental y físicamente de mis tiradas
largas por montaña de los domingos.
Si lo haces correctamente te sentirás menos pesado y
más ágil al comenzar la semana y sobre todo cuando comienzas los entrenamientos
más exigentes, series, ritmos…etc.

“Aprende como
descansar y mejoraras como entrenar”