LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ELECCIÓN EN EL CALENDARIO DE CARRERAS - David Lopez Castan
7574
post-template-default,single,single-post,postid-7574,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Blog

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ELECCIÓN EN EL CALENDARIO DE CARRERAS

  |   ENTRENAMIENTOS, Sin categoría
Después de una larga temporada de duros entrenamientos, competiciones con mejor o peor resultado, llega el momento de hacer un alto en nuestra rutina diaria, llega la hora del descanso entre temporadas. En este momento solo nos apetece desconectar, olvidarnos de las series y evadir la cabeza de las competiciones que tanto nos han desgastado física y mentalmente. Pero en contra de lo que pueda parecer, según avanza este descanso, nuestro cuerpo sufre una transformación y nuestra cabeza inconscientemente quiere empezar a planificar la temporada que viene.
En estas semanas nuestro físico va recuperándose,  nuestra mente también va volviendo a pensar en volver a entrenar y en competir. Pues bien, ese es el momento de empezar a planificar la temporada de la forma más lógica y
con la cabeza bien fría.
En este momento el corredor cada vez va cogiendo mas fuerzas y piensa de forma mucho más directa en las carreras que quiere plantearse la temporada siguiente. Aquí juega un papel fundamental el asesoramiento de entrenador, donde de manera realista y junto con el atleta, ambos deben que mirar atrás, volver sobre los pasos de las carreras de la temporada pasada y valorar de forma lógica los siguientes puntos:

1. Resultados y sensaciones del corredor en cada una de las pruebas.

2. Ver en que carreras ha tenido buenos y malos resultados, y buscar el porqué.

3. En que fases de la temporada  las ha tenido, (micro ciclos de carga y asimilación)

4.  Las fechas de cada una de las pruebas (meses que estén dentro del macro ciclo)

5. Si su rendimiento ha sido mejor en pruebas largas como carreras de Ultra distancia, o por lo contrario ha
rendido mejor en otras distancias como:  Maratones, medias maratones o K.V.

6. Y por ultimo ver si el atleta ha conseguido los objetivos que se planteo a principios de la temporada.

 (Para poder valorar todo esto, aconsejo tener
un registro diario, semanal y anual de todos los corredores. Ya que con esta
herramienta se puede valorar de forma mucho más directa y eficaz los resultados
de la temporada pasada de cada uno de ellos.)
 
Una vez valorado todo esto ya se puede dar el siguiente paso para empezar a planificar el calendario de la nueva temporada. Estudiando bien todos esos puntos, podemos saber con mayor o menor certeza que camino y que criterios seguir, que competiciones le irán mejor o peor. Por supuesto eligiendo las más significativas para el  y descartando en su caso, las que estén fuera de su alcance, ya sea por motivos de estructura de temporada, por su estado de forma y principalmente porque aunque queramos, no se puede rendir bien y al máximo en todas las competiciones que se marcan en el calendario. Ahora es el momento de hacerlo, sentados delante del ordenador donde ya se van piblicando los “calendarios de competiciones” hay que valorar en frío cuales son las carreras que más apetece hacer y a partir de ahí saber cuáles van a ser las más aconsejables.
En este periodo de la temporada, es cuando salen todos los calendarios de competiciones, circuitos de mil marcas y  carreras para todos los gustos. Aunque queramos hacer un amplísimo abanico de carreras, ahora es el mejor momento para marcarse de forma objetiva y realista las competiciones anuales. por lo menos las mas importantes o gordas.
De entre todas las que seleccionemos hay que valorar cuales son las que queremos marcarnos como prioritarias u objetivo y cuales marcarnos como secundarias o  preparatorias . Una de las cosas que debemos hacer para llegar con garantía a esas carreras importantes es seleccionar otras que nos sirvan como test. Estas “Carreras Test”, nos indicaran el estado de forma, nos harán ganar confianza si tenemos buenos resultados, y nos dirán donde tenemos que mejorar si no encontramos el punto adecuado. Es decir nos ayudaran e informaran de forma directa de cual es nuestro estado de forma y cómo y en que podemos mejorar en los entrenamientos. Tanto las competiciones importantes como las secundarias hay que saber elegirlas y estructurarlas dentro del calendario de entrenamientos y competiciones. Eligiendo y descartando de forma lógica cada una, para respetar perfectamente los periodos básicos del entrenamiento. (Carga, Asimilación y Descanso)
Otro punto muy a tener en cuenta a la hora de seleccionar las competiciones es valorar nuestra TRAYECTORIA
ATLÉTICA
, en el computo general de los años, es decir, valorar bien nuestro historial en este deporte que son las carreras por montaña. Hay que ser realista a la hora de seleccionar,  por eso ten en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • 1.      Si llevas poco tiempo en las carreras por montaña (1-3 años) recomiendo ir en progresión, disfrutar de las carreras más cortas, para ir cogiendo sensaciones y destreza en las distintas modalidades de carreras por montaña, como Kilómetros verticales y carreras entre 10 y 20 km.
  • 2.      Si ya tenemos una base mayor de (3-5 años). Podemos empezar a realizar carreras de mayor distancia y complejidad, como un mayor número de medias maratones, y carreas de 30km a 42km.
  • 3.      Si  por el contrario, ya traes en tus piernas unas cuantas temporadas de carreras y km, solo si tu cuerpo esta curtido a base de los años de (5-7 años). Si nuestro cuerpo nos lo pide, y tenemos esa motivación, podremos preparar y hacer alguna carrera más larga y que requiera mayor preparación para hacerla y terminarla con garantías. Como en este caso son las carreras de Ultra Distancia que oscilan de entre 50 y 100km

Consejo:

Nunca nos debemos obsesionar con hacer lo más duro, “no hay que empezar la casa por el tejado”. O liarnos a hacer todas las carreras del calendario. Nuestra vida atlética se acortará, ya que este deporte requiere de un proceso largo, a base de años. Un corredor de montaña alcanza su plenitud atlética aproximadamente a los 6-8 años de entrenamiento y competiciones, todo lo que queramos adelantar por querer correr más, ira en nuestra contra. Perjudicando sustancialmente  el rendimiento y la vida deportiva. Haciendo esto solo se consigue coger apatía, y lo peor y lo que no valoramos hasta que sucede, es caer en el sobre entrenamiento general, estancarnos y llegar incluso a caer en una lesión grave.
Bien, una vez dicho todo esto, voy a explicar esquemáticamente la forma propia que tengo de plantearme el calendario en este caso correspondiente a una temporada cualquiera, la (2014):
1.
Primero pienso y hago una primera selección de lo que me apetece y quiero hacer ese año. Basándome en la estructura y resultados como he explicado antes, de las temporadas pasadas. Es decir quiero que mi temporada sea regular, (que es lo que yo he valorado que me ha ido bien, y sé lo que puedo mejorar) desde marzo a octubre. Teniendo mi mejor forma en el mes de junio que es donde tengo las competiciones más importantes, teniendo en cuenta además  que quiero hacer dos ultras importantes. Uno a principio de año, para que no me condicione toda la temporada, y otro al final de año donde llego con el volumen hecho de toda la temporada, y tampoco me perjudica ya que es final de temporada.
Una vez hecho el esquema principal,  (que es muy personal), llega el momento de seleccionar  las carreras en el calendario en esos periodos que hemos establecido de la temporada. Siempre respetando los tiempos de descanso y carga entre ellas para llegar lo mejor posible a estas competiciones. Anteriormente he seleccionado alguna más que he ido rechazando porque me coincidía con fases de descanso, o de carga.

Carreras objetivo:

·
ULTRA: Transvulcania (Mayo) 74km

·
Campeonato de España, Isaba. (Junio) 30km

·
Campeonatos del mundo en Chamonix. (Junio) 42km

·
Dolomitas Sky Race (Julio), 22km

·
Giir di mont, Italia (Julio), 30km

·
Copa de España (4 carreas de Marzo a Octubre). entre 30km y 40km

·
ULTRA: Trans Alpine Run (Septiembre) 290km

3.
El siguiente y último paso, para que queden establecidas estas carreras OBJETIVO, es cuadrar los periodos y estructura básica de los entrenamientos durante toda la temporada. Es decir hacer una Programación de los Entrenamientos. Esto lo hago como ya os he explicado antes, eligiendo otro tipo de competiciones secundarias que me sirvan de test, para preparar las más importantes. En mi caso  han sido: alguna carrera de la Copa de Castilla y León y alguna otra con características similares a los objetivos que me sirvan de preparación.
Como apunte, y teniendo en cuanta que según valla avanzando la temporada suelen salir carreras las cuales nos apetece hacer por los motivos que sean. Hay que tener mucho ojo y ser precavidos con estas competiciones, si realmente lo que estamos persiguiendo es otro objetivo. Antes de lanzarse a la piscina hay que saber en qué momento estamos de la temporada, consultar al entrenador y valorar como estamos, hay que tener la capacidad para d saber decir que “NO” a una carrera. Pero si por el contrario, si se puede. Hay que ser capaz de tomarla como un entreno de calidad, o por el contrario podemos competirla. Si así nos lo marca el entrenador.
Por último una pequeña apreciación y matiz a todo lo anterior. Y es que durante el transcurso de la temporada surgen imprevistos de todo tipo, tales como molestias, lesiones, resfriados, o simplemente falta de motivación que nos condicionaran el estado de forma físico y anímico y que debemos de tener en cuenta que también es parte del juego.
Pues bien, la toma de decisiones de última hora se hace fundamental. Por lo tanto , mover, retocar ajustar y reorganizar la planificación de esos días o semanas entre atleta y entrenador es determinante para salir airosos.