CAMPEONATO DE EUROPA, CANAZEI 2013 - David Lopez Castan
7597
post-template-default,single,single-post,postid-7597,single-format-standard,theme-elision,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Blog

CAMPEONATO DE EUROPA, CANAZEI 2013

  |   Sin categoría
¡¡¡Rumbo a Canazei!!!
Una magnífica noticia, que al final he podido disfrutar.
En un principio mi calendario después del tercer puesto en el Campeonato de
España y al no conseguir la plaza con la Selección Nacional para los Europeos,
se centraba en la Copa de España… pero después de barajarlo toda esa semana y
a través de La Sportiva, me
voy con mi compi de equipo Miguel Caballero rumbo a Canazei para disputar
los Europeos. Yuuujjjuuu!!!
El jueves aterrizamos en Milán
y tras un viaje de cuatro horas en el que mi compi y yo nos vamos poniendo al día
de la vida de cada uno, vamos analizando, los cuatro días de competición que
tenemos por delante.
A las 17:00h, llegamos a
Canazei. ¿Qué decir de esto? ¡¡Es la montaña en estado puro!! Quien lo conoce
sabe lo que digo y quien no, se lo aconsejo 100%. Es algo que todo el mundo al
que le guste la montaña debería ver… y si corres o te gusta este mundillo, no
te pierdas estas dos carreras.
Recogemos el dorsal y allí
nos reunimos con Massimo, el team manager de La Sportiva. Donde podemos ver y
probar el calzado del 2014. ¡Esto promete!
Nos alojamos en el hotel y la intención es salir a trotar un poco después del
largo viaje.
Pero aquí las tormentas por la tarde son normales y diluvia a mares. Así que
nos conformamos con unos estiramientos en el hotel y listo. Jejeje.
Cenamos  a las 7:30h. 
¡Buen horario! y mejor comida, en este sitio cocinan muy muy bien!!! Mmmm.
Nos alojamos con algunos corredores más y entre ellos el gran Kilian, con el
que he vivido unos días espectaculares. Con él se aprenden cosas en cada segundo y
además te ríes un rato.
Es un gran tío en todos los sentidos.
Al día siguiente y después de
dormir casi 10 horas, (que ya me dolían hasta los riñones de estar
tumbado. jajaja.), es el día de competir en el K.V.
Es una prueba que no se me da muy bien ya que no la entreno específicamente, pero
tengo ganas de correr con los mejores de la especialidad y para eso he venido.
Aquí hay mucho tomate!!!
Entre Miguel y yo intentamos contar a los favoritos y sinceramente, hay muchos,
muchos.
Desayunamos y vamos a dejar una bolsa con algo de ropa que nos subirán a la
meta para poder abrigarnos cuando lleguemos arriba. El tiempo para todos estos
días va a ser el mismo, sol por las mañanas y alguna tormenta esporádica por
las tardes, con una temperatura de entre 14 y 21 grados.
El orden de salida este año es diferente. Otros años salimos todos de golpe,
pero éste, se va saliendo en grupos de 10 personas cada 5′ desde las 10:00h.

Hasta el último grupo donde me encuentro junto con otros cincuenta corredores
élite, que salen a las 11:30h.
Durante el calentamiento decido hacer una pequeña parte de la subida. Pero
cuando voy bajando noto una rarísima sensación en las piernas. Oh oh.. -Pienso-.
Bueno, bajo e intento aliviar ese dolor corriendo por plano. Todavía falta
mucho y se me pasará de aquí a la salida… (O eso pienso)
Y así poco a poco el dolor desaparece.
Aunque me da que pensar.
Se da la salida, soy de los
pocos valientes, o más bien insensatos que salen sin bastones. Y lo digo porque
es un K.V tan sumamente empinado que sin bastones no haces nada. Son 1000 m de
desnivel en 2,2km. Ufff.
Pero como estoy muy acostumbrado a salir sin ellos, pues ale… al lio.
El inicio todo son empujones, codazos y sprints, hasta que cada uno coge su
sitio, el sonido del choque de bastones es algo muy peculiar.
Así conseguí hacerme un hueco entre la multitud intentando correr y haciendo
fuerza con las manos en las rodillas…
Pero!!! En un intento por ganar una posición. ¡¡¡Ahhh!!! Me clavan un bastón en
la rodilla… suelto dos o tres improperios, (que espero que no me entendieran)
y sigo insistiendo en coger mi ritmo hasta que lo consigo.
La cabeza se escapa poco a poco y yo voy adelantando corredores a mi ritmo. Ya
todos vamos en fila y parece ser que el dolor de las piernas solo ha sido un
susto, porque tengo ritmo y fuerza.
Veo pasar los metros y levanto la cabeza para ver que me espera, a lo lejos
diviso otro grupo de corredores, (bueno más bien diría escaladores).
Voy a ritmo, recortándoles y en los últimos compases me junto a varios,
adelanto a mi primo Raúl que no va bien y le animo como puedo.
Últimos metros y sigo en aumento, Ya falta poco, aprieto y los 100 últimos
metros de desnivel, voy agónico… termino literalmente como una colilla en el
suelo.
Pero estoy contento ya que he conseguido bajar mí tiempo en más de 2′ y me he
encontrado bien.
Mi puesto el 27. Mi compi Miguel el 19. Y el ganador después de una dura pugna ha
sido Kilian. Impresionante!!!
Comemos todos los corredores
juntos y vemos la ceremonia de premios… enhorabuena a todos!!!
La tarde la dedicamos a
estar tirados en el hotel para descansar y aprovechando la visita con los
compañeros de la Selección, Fernando nos recompensó con un fantástico masaje…
Gracias!!!

En la cena y comentando la
carrera con Kilian, quedamos para el sábado por la mañana ir a echar un
trotecillo ya que es un día de descanso entre carreras y algo habrá que hacer.
A las 9:30h de la mañana Kilian, Miguel y yo nos subimos al paso Pordoi para
subir a Forchela y ver como está el recorrido. Que este año tiene más nieve de
lo habitual. Comenzamos a subir, ¡¡¡Menuda pasada.!! Qué manera de soltar las
piernas en el día de descanso Ufff. (Si casi me he cansado más que en el K.V.
jajaja.) Unas fotos de rigor en lo alto y para abajo.Ha merecido la pena, ya
que esto es precioso y en carrera no lo vamos a poder apreciar.
Cuando comenzamos a bajar, por el mismo lugar que subimos, “las zetas de
la Forchela”
Kilian se lanza cómo si eso fuera una autopista. ¡¡¡Madre que
manera de bajar!!!

Nosotros a nuestro ritmo le seguimos como buenamente podemos.
Pero nada más empezar a bajar oímos un fuerte chillido estremecedor de una mujer.
Bajamos en su auxilio y nos la encontramos herida. Una piedra que se
había descolgado de la pedrera, la había golpeado en la tibia, produciéndola
una fuerte herida abierta!!!
Los primeros auxilios eran tranquilizarla mientras llamábamos al grupo de
rescate, que la tiene que evacuar en helicóptero debido a lo complicado y
empinado del lugar.
Menos mal que Miguel es todo un experto en rescates de montaña y se queda con
ellos hasta que la evacuan. ¡¡¡Que historia!!!

Después de comer y de una
buena siesta viendo el tour, vamos a recoger el dorsal de la carrera de mañana.
“La Dolomitas Skyrace”
Escuchamos el brifing técnico donde nos informan de lo que ya, más o menos
sabíamos, porque parte del recorrido lo reconocimos por la mañana. En resumen,
que hay tramos de nieve y hielo para que tengamos precaución.
Promete ser una carrera espectacular. !Me gusta!
Así que a cenar prontito y a la cama a descansar que mañana será un gran día.
A las 5:30h suena el
despertador y  mientras desayuno intento visualizar el recorrido.
Me pongo la ropa de batalla, La Sportiva Team y a línea de salida. Esto sí que
es un Europeo ¡madre que cantidad de gente buena! -pienso-
Pero eso me motiva más y en vez de darme miedo saco pecho y para delante.
Caliento bien intentando evadirme de la multitud, me encuentro con buenos
amigos y compañeros de España (que alegría me dio verte por aquí Miguel Ángel,
espero que disfrutaras). A última hora me planto en el corralito. ¡¡¡Qué
nervios!!!
 

A las 8:30h salimos que quemamos.
Primeras rampas por unas pistas de esquí, que nos ponen las
piernas calentitas y el corazón parece que se me va a salir del pecho.
Pero las piernas están cansadas,  ¡venga hombre! Intento agruparme a
Miguel y Alfredo, les mantengo buena parte de la subida, pero voy sufriendo
demasiado.
Hasta el km 6 no encuentro mi ritmo y empiezo a encontrarme regular !Vamos David!
Me animo a mí mismo, intentando aumentar en progresión.


Pero la progresión se queda en nada y no puedo ir a más. Así que toda la
carrera intento mantener la cabeza fría y no bajar ritmo para por lo menos
mantenerme. Cosa que consigo en la subida y buena parte de la bajada, sobre
todo la parte final donde se corre mucho, ya que voy con fuerzas y termino
fuerte.
En la parte alta el “Pic Boe” 3150m. Mi ritmo es algo lento y las
zonas muy técnicas se me atragantan y más aún con tanta cantidad de nieve.

El caso es que llego a meta con un tiempo de 2:22h. Pero contento porque ha
sido una carrera que aunque siempre me sale mal, no sé por qué razón…! Me
encanta! Es simplemente espectacular.
Pero bueno me llevo eso, han sido cuatro días muy intensos saboreando la
montaña, el deporte y el compañerismo, en un paraje y ambiente idílico.
Quiero dar la enhorabuena a todos los compañeros premiados. Kilian por ser el
campeón con mayúsculas. ¡Menudo duelo con Marco di Gásperi!. A Nuria y
a Maite, por ese carrerón tercera y cuarta, Alfredo séptimo. “a eso se le
llama bajar”
A Miguel Caballero, porque siempre da la talla y a Raúl, por demostrar que está
a tope arriesgando en la subida, volviéndose a encontrar bien y sufriendo en la
bajada. Chapó.

 
Después de comer fuimos a la
ceremonia de premios y a tomar una birra con los compañeros de la Sportiva y la
organización.. ¡Qué risas!
Muchas gracias por todo.
Así que aunque deportivamente
hablando, no ha sido un Europeo muy laureado para mí, me llevo algo más
importante, la experiencia vivida y estos grandes momentos, con grandes
amigos!!!
He disfrutado y aprendido mucho de todos…
Pero eso sí,  me lo
guardo para la próxima!! O eso espero… porque por ganas y voluntad no va a
ser.
Nos vemos en una de mis carreras favoritas el próximo fin de semana.
“GIIR DI MONT”
Ciao…