LA IMPORTANCIA DEL “DESCANSO ACTIVO”